Remedios caseros para el dolor de cabeza

El dolor de cabeza suele aparecer por la falta de sueño o el estrés (aunque puede haber otras muchas razones). Es habitual que toda persona los sufra en algún momento de su vida, por lo que se han inventado numerosos remedios caseros para el dolor de cabeza que se pueden emplear.

 

Infusiones y otros alimentos

dolor de cabeza casero

En este apartado vamos a mencionar aquellas infusiones que pueden servirte para reducir el dolor de cabeza. En el siguiente apartado detallaremos otras prácticas que pueden ayudarte a mejorar tu estado y que no tienen que ver con ingerir nada, pero lo hemos separado para que sea más comprensible de cara a los usuarios.

Así que, sin más, aquí van las mejores infusiones para el dolor de cabeza:

  1. Té de menta: El té de menta se ha venido utilizando desde hace muchos siglos para solucionar gran variedad de problemas, entre los que se encuentra el dolor de cabeza. Bastará con que cortes unas hojas de menta y las hiervas con agua (o que compres la infusión en un supermercado, aunque su efecto será menor).
  2. Té de hierba de limón: La hierba de limón, al igual que la menta, también funciona bastante bien como remedio para el dolor de cabeza intenso. Se recomienda utilizar la ralladura de la cáscara del limón y las hojas, ya que es donde se localiza la mayor parte de los agentes que contribuyen a solucionar el dolor de cabeza.
  3. Manzanilla: La manzanilla es otra de esas infusiones que se han utilizado a lo largo de los años como remedio para gran cantidad de dolencias. La más conocida es la del estómago, pero también funciona muy bien para solucionar los dolores de cabeza. Además, es uno de los mejores remedios caseros para el dolor de cabeza en el embarazo, ya que, además, contribuirá a solventar problemas de estómago (los cuales también suelen aparecer en las embarazadas).
  4. Té de hierbabuena: La hierbabuena, puesto que comparte gran parte de sus propiedades con la menta, también es un remedio casero muy eficaz para el dolor de cabeza. Al igual que en ese caso, únicamente tendrás que cortar unas cuantas hojas de hierbabuena y hervirla en un poco de agua. Es mejor tomarla fría, por lo que conviene dejarla reposar en la nevera.
  5. Infusión de aloe vera: ¿Qué se puede decir del aloe vera? Es una planta milagrosa que ayuda a resolver todo tipo de dolores. También funciona muy bien como remedio casero para el dolor de cabeza y los mareos, por lo que la incluimos en este lista. Solo deberás mezclar un poco de pulpa de aloe vera en agua, y añadir miel o azúcar para que no tenga tan mal sabor.

 

Otros remedios caseros para el dolor de cabeza

migrana-dolor

A continuación, te señalo varios remedios caseros para el dolor de cabeza que no pasan por ingerir ningún tipo de alimento ni infusión, sino de realizar determinadas prácticas que contribuirán positivamente a tu mejoría:

  1. Aplicar frío en la zona: El frío contribuirá a reducir la inflamación y, por lo tanto, la presión. Con ello, del dolor de cabeza disminuye notablemente. Para llevar a cabo esta práctica, únicamente deberás picar un poco de hielo y colocarlo dentro de un trapo o trozo de tela, y aplicarlo directamente en la zona de la cabeza que más te duela.
  2. Aplicar calor en la zona: Aunque suene contradictorio con lo anterior, lo cierto es que también funciona bastante bien, ya que se basa en cumplir otro objetivo para reducir el dolor. En lugar de reducir la presión, lo que se busca es aumentar la velocidad a la que circula la sangre, ya que el calor contribuye a licuar la sangre.
  3. Masajear la zona: Los masajes también contribuyen a que la sangre circule mejor, por lo que será recomendable realizarlo en las sienes y en las zonas donde más dolor sientas. Además, si utilizas algún aceite esencial, como el de lavanda, el resultado será mucho mejor.
  4. Distraer a la mente: Existen muchas formas de engañar a la mente y hacer que no se centre en el dolor (lo cual es positivo cuando el dolor es transitorio y no constante). Una forma de lograr este objetivo es preparando dos barreños, uno con agua fría y otro con agua caliente. A continuación, mete los pies en el caliente, y, después de unos minutos, pásalos al barreño de agua fría. Repite la operación y notarás cómo te olvidas del dolor. Puede parecer que no funciona, pero lo cierto es que los resultados son instantáneos.

 

Como ves, con estos remedios caseros para el dolor de cabeza te resultará muy sencillo superar las molestias que ocasionan estos dolores, y podrás hacer vida normal aunque notes ciertas incomodidades de hombros para arriba.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *